El Diario de Ertélion
El Diario de Ertélion

Prólogo

(Te adelantamos aquí el prólogo del autor incluído en la propia obra)

Cómo llegó este texto a mis manos es algo que no importa demasiado… o, al menos, de lo que no debería hablar demasiado. Soy consciente, sin embargo, de lo ineludible de una escueta explicación.

 

Existe, parece ser, una organización secreta que no depende de ningún Gobierno y que reúne a diversos expertos de todo el planeta. Dicha organización, a la que yo denominaré Sirius –nombre de la estrella más brillante de nuestro cielo nocturno, y que, como el sistema solar de Ertélion, es en realidad un sistema binario–, tiene un enorme poder científico y tecnológico.

Sirius detectó, presuntamente –y no puedo precisar hace cuantas décadas–, un objeto que se aproximaba a la Tierra. Todo parecía indicar que no se trataba de un ente natural, por lo que se preparó durante años una expedición para abordarlo cuando pasase por el punto de su trayectoria más cercano a nuestro planeta, a algo más de un millón de kilómetros (casi tres veces la distancia de la Tierra a la Luna). Fue, creo, en la última década del siglo XX, cuando regresaron de la nave espacial, desierta e imparable por la velocidad adquirida durante tiempo incalculable, con un extraño libro.

 

Éste había sido escrito en lenguaje sencillo y acompañado, de forma intencionada, por numeroso material para hacer posible su traducción. Si se pudo rescatar algo más del interior de ese ingenio artificial es algo que, probablemente, nunca llegaremos a saber.

 

El libro en sí era un diario que contaba aspectos del mundo, la cultura y la vida de una raza desconocida –inmersa, además, en una situación social alarmante– en los últimos días de un planeta abocado a su destrucción por fenómenos cósmicos. Se convertía así en el mayor descubrimiento de la historia de la humanidad.

 

El texto estaba siendo estudiado por científicos y especialistas en numerosas disciplinas: biólogos, astrónomos, matemáticos, sociólogos, filólogos… y por la sección de Defensa de la Vida en la Tierra, cuyas miras estaban puestas en los datos obtenidos sobre nuevas tecnologías y armamento.

 

Seis años había tardado el equipo de traductores en completar una transcripción relativamente fiable. Seis años trabajando en equipos, día y noche, de manera ininterrumpida, con los mejores especialistas. ¿Para qué? Para que Sirius decidiese que la sociedad no estaba preparada para una revelación semejante. Tan grande descubrimiento debía quedar, por tiempo indefinido, oculto al mundo. Sólo un pequeño y heterogéneo grupo dentro de la organización se empeñó, en secreto dentro de lo ya secreto, en que ese legado alienígena debía ser dado a conocer a la ciudadanía.

 

Hace ya un buen número de años que se pusieron en contacto conmigo. Durante el tiempo que duró la relación, fueron diversas las personas y diversos los medios que utilizaron para comunicarse, protegiendo siempre muy bien sus identidades. La forma en que me hicieron llegar algunos de los materiales logró asustarme, pues no era raro que apareciesen éstos en mi propia casa o en el asiento de mi coche, cerrados ambos con llave. Llegué a hacerles ver que no me parecía muy seguro publicar textos sustraídos a organizaciones secretas de ámbito mundial, y hubieron de esforzarse por convencerme de que la mejor manera que tendría Sirius de desacreditar estos textos sería no decir jamás una sola palabra, a favor o en contra. Más que acercarse, se alejarían de mí. En cualquier caso –decían– ya habían sido suprimidos de mis copias los textos más comprometedores.

 

El por qué me escogieron a mí es algo para lo que me faltan respuestas. Quizás no querían lidiar con las condiciones y las propuestas de mejora que cabían esperar de escritores de renombre, conocedores del mercado literario, y les viniese mejor alguien con hambre de escribir pero dispuesto, al mismo tiempo, a ceñirse a sus requisitos.

 

 Mi labor consistiría en transformar el lenguaje, sencillo y básico, que los escritores de aquella obra habían empleado para facilitar su traducción, en un texto más fluido, rico y atractivo, que permitiese su acercamiento al público. Existía una sola condición inviolable: la esencia del texto (los hechos, el mensaje, las interacciones entre personajes… en definitiva, el contenido) debía permanecer inalterado. Una vez que la historia de Ertélion nos resultase familiar y el debate sobre su autenticidad estuviese ya en boca de la sociedad, quizás sería posible sacar a la luz el auténtico Diario.

 

El lector podrá preguntarme (muchas veces se me ha preguntado ya), con cierto sarcasmo, si realmente me creo que estos textos provienen de otro planeta. Bien, si han venido de otro planeta o son obra de una panda de locos, no lo sé, pero aún en el segundo caso sería la panda de locos mejor organizada de la que se haya tenido jamás noticia. Por mi parte, vi en la propuesta que se me hizo una oportunidad que hubiese sido estúpido rechazar. Que sea el lector quién, tras leer el Diario, forme su propio juicio.

Sobre el texto

Es el Diario de Ertélion un documento en verdad extenso, circunstancia que ha hecho necesaria su división en volúmenes. Tienes en tu poder el libro primero, al que he subtitulado “Los Guardianes”.

 

No encontrarás en esta obra el texto íntegro original, entre otras cosas porque numerosos pasajes fueron suprimidos de las copias que se me facilitaron por contener informaciones científicas, técnicas o armamentísticas que aún los miembros rebeldes de Sirius consideraron necesario archivar. El material me fue entregado, asimismo, desprovisto de numerosa información sobre el aspecto físico de los ertelianos, por lo que me he visto obligado a recurrir a ciertas licencias. Del resto de lo que a la gente de a pie pudiera interesarnos, me consta que no falta nada.

 

Mi primer intento de adaptar el Diario fue un fracaso. Éste disponía de demasiados datos, como es de esperar de unos seres que tratan de explicar el funcionamiento general de su mundo, a lo que había que añadir las miles de notas a pie de página que los distintos expertos de la organización Sirius añadían al texto y que inicialmente traté de respetar. A este respecto tengo que agradecer a Alicia Amoedo sus críticas sobre el primer borrador. Suavizando bastante sus palabras vino a decirme que, si lo que estaba intentando escribir era una enciclopedia intragable, inacabable y pedante, entonces iba por buen camino; si lo que pretendía, en cambio, era despertar el interés del público, debía tirar todo a la basura y empezar de nuevo. El resultado de seguir tan doloroso y sabio consejo reposa ahora en tus manos.

 

 

Aclaro, a continuación, ciertos aspectos del Diario que deben tenerse presentes a la hora de su lectura:

 

-Se incluyen, al inicio del libro, para una fácil consulta durante la lectura, el esquema del sistema orbital y sus partes, el calendario erteliano, el mapa del reino de Eiliren (en el que sucede prácticamente la totalidad de la trama) y la división en zonas del mismo reino (los textos originales enumeraban los límites geográficos de cada zona; yo las he diferenciado con colores), todos ellos adaptaciones acomodadas a patrones gráficos entendibles para nosotros. Cabe aclarar aquí que el mapa orbital no está invertido por error. Que “Sima” esté en la parte superior y “Cumbre” en la inferior, por ejemplo, es una “rareza” (en cuanto a nuestros usos y costumbres) que decidí respetar y que debemos a los ertelianos. Las partes de dicha órbita son, como se verá, muy importantes para todos los aspectos de la vida de los pobladores de Ertélion.

 

-Los editores han decidido respetar los “gráficos originales del autor”, creados por mí a partir de los bocetos entregados por Sirius. Algunos de estos gráficos no tienen buenos acabados ni estaban en absoluto pensados para ser presentados como definitivos, pero son los que constan en mis propios manuscritos.

 

-He conservado un mínimo de las notas a pie de página, por considerarlas necesarias, útiles o interesantes, abreviándolas en lo posible.

 

-Se han suprimido textos repetitivos y se han sintetizado en lo posible algunas largas explicaciones dadas por los escritores, que harían pesada la lectura al ciudadano medio aunque pudieran ser interesantes para el estudioso, tratando de conseguir con ello un texto dotado de continuidad, ameno y equilibrado.

 

-El presente documento no es un diario escrito por una sola pluma, sino por varios narradores, precisamente los que recibirían posteriormente el nombre de Guardianes. Fíjate en los encabezados para saber quién escribe en cada ocasión, y cuándo.

 

-No se han adulterado los sucesos descritos en el Diario, pero sí se han reescrito en lenguaje más dinámico y coloquial. Uno de los recursos al que más he recurrido es la conversión de “texto lineal” a diálogos, lo que facilita enormemente la lectura, dándole vivacidad y acentuando las variopintas personalidades de los personajes.

 

-Se ha hecho una división en capítulos, no existente en el original, que puede resultar un tanto inusual, pero es la que mejor se ha acomodado a las características del Diario. Los epígrafes designados con números romanos hacen referencia a partes de la órbita (relacionadas a su vez con el calendario), mientras que los señalados con números arábigos tienen que ver con las zonas geográficas visitadas. Ambas divisiones pueden llegar a superponerse, y ninguna de ellas está supeditada a la otra. Cabe decir que, en ocasiones, un texto añadido tardíamente al Diario puede hacernos retroceder en el tiempo o desplazarnos a otro lugar. Obviamente existía la opción de reorganizar todo el texto y contar a la par lo que sucedía en dos lugares diferentes, como es habitual en nuestra literatura, pero he querido conservar el carácter de “tiempo presente” y de “conocimiento limitado de sucesos simultáneos” inherente a todo diario, puesto que a estas limitaciones estaban sometidos los autores, y el orden de inclusión de los textos debía, por tanto, ser respetado.

 

-Vas a encontrarte con un mundo de contrastes, donde la tecnología más moderna de unos pocos se mezcla con la más tradicional de la mayoría, aunque, bien pensado, esto no debería sorprendernos, y no es muy distinta en este punto la sociedad erteliana de la terrícola.

 

 

Con el fin de facilitar la lectura, me he permitido numerosas licencias literarias; veamos algunas:

 

-He recurrido a menudo a palabras que no son científicamente exactas, como hombre, mujer, humanos o humanidad, árboles y muchas otras.

 

-Debido a la escasa información proporcionada sobre la apariencia física de los ertelianos, (de los que sí sabemos que eran antropomorfos) me ha parecido lo más práctico asimilarlos a los humanos. Pese a todo, alusiones a las seductoras curvas de una mujer, ojos derramando lágrimas, rasgos aguileños, ceños fruncidos o cabezas canosas deben ser interpretadas como meros recursos literarios.

 

-Se mencionan, a veces, unidades de medida que nos son conocidas (horas, metros, etc.), así como materiales (acero, madera) y objetos (jarra, papel), que no tienen por qué corresponderse necesariamente con los terrestres. También pueden aparecer expresiones populares terrícolas, de las cuales algunas hagan referencia, además, a objetos o seres inexistentes en Ertélion (terco como una mula, cacareando como gallinas, astuto como un zorro, puntual como un reloj, estar en la luna). Entiéndanse estos gazapos como intencionados y necesarios para mejor comprensión del texto o para mejor expresar determinadas ideas.

 

-Por último, indicar que no se utiliza la palabra año, sino ciclo, para designar una rotación completa en torno a los dos soles (un ciclo podría durar varios años terrestres). No se habla de meses (salvo como artificio literario) pero sí de semanas (que serían de 8 días), y cada día se divide en tres fases (no podemos establecer referencias sobre la duración de cada uno de estos intervalos, casi con toda seguridad más dilatados que en la Tierra).

 

No puedo despedirme sin dejar patente mi agradecimiento a mi padre, a Alicia, a Sandra, a Nagai y a Ainhoa, por sus lecturas y consejos durante el proceso de adaptación del texto, así como a todos los compañeros, amigos y familiares que me han animado o han ido preguntando durante este largo camino, en espera el tomo completo.

 

Habría muchísimo más que decir sobre el Diario de Ertélion, pero mejor es que hable por sí solo.

Booktrailer:

Últimas noticias:

22/04 - Gracias a todos los que me acompañasteis en la firma de ejemplares de la saga "El Diario de Ertélion" que se celebró hoy, 22 de abril, en la alameda de Marín (Pontevedra). Pronto más imágenes en facebook.com/ertelion

 

21/04: Gracias a los que os acercasteis a la firma de ejemplares de la saga "El Diario de Ertélion", el pasado 20 de Abril, en El Corte Inglés de Vigo. Pronto más imágenes en facebook.com/ertelion

16/03 - ¡TERMINADA LA REDACCIÓN DEL LIBRO 3º (y no último) DE LA SAGA "EL DIARIO DE ERTÉLION"! Falta mucho trabajo todavía: revisar el texto, reescribir pasajes, buscar erratas, preparar apéndices... pero la labor principal ha concluído. Fecha prevista de salida: Nov 2018.

09/03 - Nueva y amplia Reseña de "El Asalto" (El Diario de Ertélion II) por la web especializada en cultura alternativa "No es País para Frikis", donde podrás también encontrar el artículo sobre la primera entrega "Los Guardianes".

Léela en:
http://noespaisparafrikis.com/resena-literaria-el-diario-de-ertelion-el-asalto/

28/02 - Nueva Reseña de "El Asalto" (El Diario de Ertélion II) por el blog Vitella Liber. Puedes leerla aquí:
https://vitellaliberblog.wordpress.com/2018/02/07/resena-el-diario-de-ertelion-el-asalto/

15/01 - Gracias a todos los asistentes a la presentación de "El Asalto", segunda entrega de la saga "El Diario de Ertélion", en la librería Paz de Pontevedra el viernes 12 de enero. Fue un gran encuentro. Galería de fotos ya disponible en www.facebook.com/ertelion

13/01: Gracias a todos los que nos acompañasteis en el lanzamiento de "El Diario de Ertélion - Libro Segundo: El Asalto", en Marín, Vigo y Quiroga. Puedes ver las galerías de fotografías en www.facebook.com/ertelion

1/11: Nueva entrevista en audio a David Gago sobre la saga El Diario de Ertélion, por el podcast "Terrores Nocturnos", con motivo de la pronta salida de la segunda entrega "El Asalto".
Puedes escucharla en los siguientes links:
www.ivoox.com/21815249

11/10: Nueva reseña de "Los Guardianes" (El Diario de Erttélion I) a cargo de Vitella Liber. Léelo en su blog:

https://vitellaliberblog.wordpress.com/2017/10/11/el-diario-de-ertelion/

 

11/10: ¡YA TENEMOS FECHAS para los actos de LANZAMIENTO de "EL ASALTO" (El Diario de Ertélion II)! El primero será en Marín, el 10 de noviembre, y el segundo en Vigo, al día siguiente, 11/11. Pronto más detalles.

 

3/9: Nueva sección MEDIOS, en la que encontrarás reseñas sobre los libros de la saga, entrevistas al autor por la prensa o distintas webs y podcast, etc.

 

3/9: Nueva y amplia ENTREVISTA a David Gago Sampedro, sobre la saga "El Diario de Ertélion", en la web No es País para Frikis. Léela en el siguiente link:

http://noespaisparafrikis.com/de-chachara-con-david-gago-sampedro/

 

Todas las reseñas de "Los Guardianes" en la sección Medios.